Escritos y publicaciones

 

Homenaje a Jean-Christian Spahni

 

La Alpujarra, para�so perdido

 

A mediados de 1958, cuando Spahni estaba plenamente dedicado a la etnolog�a en Granada, el diario local IDEAL public� el siguiente art�culo firmado con las siglas J. C. M., que corresponder�an a Jos� Corral Maurell, funcionario y periodista que cubri� la estancia de Spahni en Granada, entablando una cordial relaci�n con �l.

El periodista da cuenta de las actividades de Spahni por La Alpujarra, que poco m�s tarde dar�an lugar a varias publicaciones, entre las que destacan el art�culo sobre cer�mica popular de la zona Quelques aspects de la ceramique populaire dans les provinces de Grenade et d�Almeria (Espagne), el disco LP de 10 pulgadas Alpujarra. Andalousie secrete, con trovos, canciones populares y villancicos, interpretados por ni�os, j�venes y adultos paisanos de �rgiva, Trev�lez, C�staras, Murtas y cortijos de la Contraviesa, y sobre todo  el libro L'Alpujarra: Secr�te Andalousie, excelente obra de etnograf�a alpujarre�a sin parang�n hasta la fecha.

Este art�culo tiene para los castare�os el inter�s a�adido de estar ilustrado con una fotograf�a de C�starasla cl�sica toma desde el Camino Nuevo―, que es la primera imagen del pueblo publicada en IDEAL y seguramente en cualquier otro medio, en la que creemos observar el famoso cipr�s que presidi�, junto a la torre, el paisaje castare�o durante siglos.

Agradecemos al diario IDEAL las facilidades ofrecidas para la preparaci�n de esta p�gina.

 

 

 

La Alpujarra, para�so perdido

As� se denomina el ciclo de emisiones que la radio de Suiza transmitir� los lunes

LOS CORTIJOS DE LA CONTRAVIESA POR LA TELEVISI�N DE EUROPA

 

Despu�s de visitar los pueblos de Sorbas y N�jar, donde adquiri� cierto n�mero de piezas de su cer�mica tradicional para hacer una exposici�n en Suiza, el etn�logo suizo se�or Jean-Christian Spahni inici� su recorrido de la Alpujarra granadina. Hasta la fecha ha encontrado cooperaci�n en la mayor�a de los pueblos donde estuvo trabajando en colaboraci�n afectuosa y atenta �as� nos escribe �l mismo� con las autoridades y la gente.

En �rgiva, con la ayuda de los maestros y maestras, grab� unas cuantas canciones de ni�os que fueron radiadas luego (antes de su env�o a Suiza) por la emisora La Voz de �rgiva, en emisi�n dedicada por el director de dicha emisora, don Francisco Camacho, y el profesor Spahni a los pueblos alpujarre�os.

En Trev�lez se grabaron igualmente otras canciones, as� como en C�staras, contando con la ayuda de numerosos amigos. Obtuvo vistas de los antiguos telares que en algunos pueblos de la Alpujarra son una verdadera industria. En Ug�jar se dedic� el se�or Spahni a estudiar la cer�mica tradicional en la f�brica de don Miguel Garc�a Sierra, que le facilit� todos los datos necesarios. Numerosos ejemplares de dicha cer�mica van ya camino de Suiza para tomar parte en la exposici�n dedicada a la Alpujarra. En V�lor fue recibido, igualmente con gran afecto y piensa volver en septiembre para presenciar la la famosa fiesta de moros y cristianos. Tambi�n pas� por Torvizc�n, lugar de aspecto africano, y termin� su primera parte del recorrido en Albu�ol, donde volvi� a encontrar una acogida muy cari�osa de todo el mundo. El se�or Spahni insiste en que se manifieste por medio de estas columnas su agradecimiento a las autoridades y dem�s personas que le han atendido en todos los pueblos citados. Se han tomado canciones populares y de ni�os, que en Suiza interesan especialmente por su sencillez, espontaneidad y poes�a de la letra; tambi�n se han tomado diversos �films� para la televisi�n suiza.

 

Una vista de C�staras, lugar situado en uno de los parajes m�s pintorescos de la Alpujarra. Estos pueblos, escondidos entre casta�os y riscos, ser�n conocidos en Europa gracias a los documentales de la televisi�n Suiza.

 

En esta su segunda etapa, y siguiendo por la carretera de Albond�n, seguir� por la Contraviesa hasta Murtas, especialmente sus cortijos donde volver� a grabar esa curiosa manifestaci�n popular y folkl�rica conocida con el nombre de �troba�, en vista del �xito que consiguieron en Suiza anteriores emisiones.

Es curioso consignar que una publicaci�n de la radio de Suiza anuncia ya para todos los lunes, a las cinco de la tarde, en longitud de onda de 39,9 metros, una serie de emisiones tituladas �La Alpujarra, para�so perdido� pues, al parecer el se�or Spahni, conforme va recogiendo su material, lo va remitiendo a su pa�s. El hecho de que cada lunes se dedique en Suiza una emisi�n a esta regi�n granadina de la Alpujarra bien merece la pena de consignarlo.

Debemos de hacer constar, igualmente que habiendo tenido ocasi�n de visitar al etn�logo espa�ol doctor Julio Caro Baroja (que da actualmente unas conferencias en Inglaterra sobre temas espa�oles), que �ltimamente public� una interesante obra sobre los moriscos granadinos, se interes� vivamente por la Alpujarra y quiz� venga, dentro de no mucho tiempo, a Granada. Es natural, por otra parte, dado el ritmo veloz en el cambio de las costumbres, en su �standarizaci�n�, que lo iguala todo, el hecho de que la atenci�n curiosa, no s�lo del p�blico en general, sino de los cient�ficos, se desplace a estos �para�sos aislados� donde el sentido del tiempo y el c�lido valor de lo humano se se�alan siempre con el ritmo pausado y el clima verdaderamente tropical de esas figuras que se desplazan siempre igual lejanas, tranquilas, por la rambla de Albu�ol, que es, sin discusi�n, el lugar de Europa de clima m�s suave, el sitio donde un clima de excepci�n permite las cosechas de hortalizas m�s tempranas del continente.

J. C. M.

 

 

J. C. M.: La Alpujarra, para�so perdido. IDEAL. Granada, (14-6-1958),  a�o XXVII, n� 8034, pp. 16-15. Reproducido por cortes�a y con permiso de IDEAL.

 

 

 

 

 

 

Anterior Inicio Siguiente

 

 

 

Copyright © Jorge García, para Recuerdos de Cástaras (www.castaras.net).

Fecha de publicación:

12-10-2010

Copyright © de los autores o propietarios para los materiales cedidos.

Última revisión:

10-01-2015